Algunas consideraciones sobre el email

Practicamente todas las personas que tienen acceso a internet tienen, al menos, una cuenta de correo electrónico.

Hoy en día el email se utiliza principalmente para:

  • Recibir confirmación de registro de otras webs.
  • Recibir confirmación de compras y resguardos.
  • Recibir toneladas de spam.

Como veis, se trata de recibir correos, ya no los enviamos. En la última década, con el surgimiento de aplicaciones de mensajería como whatsapp, los mensajes personales los enviamos por otras vías. Incluso a nivel profesional, también hay una tendencia a reemplazarlo por otras aplicaciones.

El servicio de correo entra dentro de lo que se conoce como software federativo, esto quiere decir que cualquier software que cumpla con el protocolo es capaz de comunicarse con otras instancias ajenas. No es un servicio que depende de una única empresa, cualquiera puede crear o utilizar un sistema de correo para enviar y recibir mensajes. Por ello no todos los emails son @gmail.com u @hotmail.com aunque sean mayoría.

Los mensajes de correo no tienen por qué viajar por protocolo cifrado por lo que, como en las postales tradicionales, cualquier intermediario tiene la capacidad de poder leerlos. Sí que en los últimos años más servicios utilizan cifrado, pero no es un requisito.

Los mensajes se almacenan en los buzones de correo sin cifrar. Aunque hayan viajado cifrados, luego se almacenan en texto plano en sus destinos. Por tanto, cualquiera que pueda acceder al contenido de la máquina es capaz de leer los mensajes, ahí entraría cualquier usuario con privilegios de administrador.

Casi nadie utiliza PGP y tampoco parece ser la panacea.

Si se utiliza un dominio propio y este no se renueva, puede ser un gran fallo de seguridad. Un tercero que registre el dominio puede crear de nuevo buzones que existían previamente y solicitar en los diferentes servicios que se reinicien las contraseñas, emails que le llegarán a sus nuevos buzones.

Alguien que quiera fastidiarnos podría dar de alta nuestro email en servicios de spam provocando que nos lleguen miles de emails diarios, aunque los filtros de correo pueden detectarlos, dificilmente son capaces de lograr una eficacia del 100%.